DECORA TU HOGAR

Personaliza el interior de tu casa con los mejores complementos

DORMITORIOS

Haz único tu dormitorio con nuestras colecciones

6 minutos de lectura ( 1133 palabras)

¿Es bueno dormir con mascota?

pros-y-contras-de-dormir-con-tu-mascota-

¿Tienes mascotas en casa?¿dónde duermen? Algunos amantes de los animales no dudan a la hora de tomar la decisión de si el animal debe o no subirse a la cama para dormir: para muchos, dormir junto a sus mascotas es un gusto, y es que, varios estudios han demostrado que dormir junto a tu animal mejora tu calidad del sueño, ¿será cierto? En el artículo de hoy te contamos los pros y los contras de dormir con tu mascota.  

Todos queremos pasar el máximo tiempo posible con nuestras mascotas, ¿pero implica eso tener que dormir con ellas? Hay personas que se posicionan totalmente en contra por las posibles enfermedades que pueden transmitir los animales o por el simple hecho de mantener la cama limpia, otros consideran que dormir con su mascota es una manera de estrechar lazos y sentirse más seguros.

Antes de que te posiciones a favor o en contra, debes tener en cuenta cuáles son las principales ventajas y desventajas de dormir con un animal de compañía: 

Inconvenientes de pasar la noche con tu mascota

En primer lugar, uno de los principales problemas de dormir con tu animal de compañía, ya sea un perro o un gato, es que te puede contagiar alguna enfermedad como la peste, la rabia, la tiña o la leishmaniasis. Los niños que todavía no han cumplido 5 años son los que están más expuestos debido a que su sistema inmunitario todavía se encuentra en proceso de desarrollo.

También debemos tener especial cuidado si tenemos alergia ya que dormir con ellos supone producir exceso de mucosidad o asma.

En tercer lugar, otro de los inconvenientes de dormir con tu mascota puede ser que ronque o que se mueva mucho. Las mascotas tienen ciclos de sueño diferentes a los de los humanos, por lo que tu perro puede levantarse en mitad de la noche lleno de energía y querer jugar contigo o se puede poner a ladrar si escucha algún ruido.

Algo también a tener en cuenta es el aseo y cuidado de los animales. Un gato con las uñas largas puede arañarte sin darse cuenta mientras estás durmiendo o un perro con las patas sucias o el hocico mojado, puede estropearte las sábanas. Por eso, si te gusta dormir con tu mascota, deberás cuidar estos pequeños detalles.

Por último, tienes que saber que, si tu animal duerme contigo habitualmente y en algún momento decides terminar con esta práctica, será difícil. ¿Sabías que es más complicado que un animal deje un hábito a que lo obtenga? Así que, si tu mascota se acostumbra a dormir contigo todas las noches, en especial los gatos, tendrás problemas para despacharlos de tu dormitorio. 

Ventajas de dormir con tu mascota

¡Espera, que no todo son inconvenientes!

Como ya hemos comentado anteriormente, la primera y más importante ventaja que tiene dormir con tu mascota es el vínculo afectivo que se establece entre ambos. Dormir juntos os ayudará a cuidaros mutuamente y a protegeros.

Si tu animal de compañía duerme contigo, estará a salvo de cualquier accidente que pueda tener por el resto de la casa mientras todos duermen. Además, si tu perro o tu gato es un poco gamberro, tu casa se mantiene protegida porque no destrozará los muebles ni escarbará en la basura. Y por si eso fuera poco, tú también estarás más seguro porque, a diferencia de los humanos, los perros y gatos tienen el sueño más ligero y pueden advertirte antes de cualquier peligro. ¿Lo habías pensado?

Dormir con nuestra mascota, si tenemos la suerte de no tener alergia, nos puede ayudar a conciliar el sueño y nos hace descansar mucho mejor. Si tu perro o tu gato duerme con tus pequeños, estos se sentirán más protegidos y seguros, sobre todo en el caso de los niños que tienen miedo por la noche. 

¿Sabías que las mascotas tienen una estupenda habilidad de reducir el estrés de los humanos? Tener una mascota aumenta los niveles de oxitocina, que es la hormona que reduce el estrés, lo que garantiza una mayor estabilidad emocional y de autoestima ¡toma ya!

Cosas que tienes que saber antes de dormir con tu animal de compañía

Si quieres que tu mascota duerma en tu cama ¡adelante! pero tendrás que tener en cuenta estas consideraciones:

  • Si duermes con él para que no se sienta solo o no tenga miedo, lo más recomendable es que optes por otros métodos alternativos como enseñarle poco a poco a dormir en su cama. Puedes empezar por colocar su cama en una esquina de tu habitación para hacerle sentir seguro y cómodo, sin estar totalmente aislado en otra estancia de la casa.
  • Si optas por dormir con tu mascota, no pienses sólo en lo que te apetece a ti, piensa también en lo que es mejor para él. Si permites que tu perro o gato suba a tu cama a menudo, las veces que no lo hagas o no estés, es posible que llore toda la noche o haga algún destrozo por la casa.
  • Debes hacerles entender que eres tú el que manda y pone las reglas, es decir, déjales claro que ellos no son los dueños de la habitación y que el que ha decidido compartir su espacio con ellos eres tú.
  • Además, tendrán que entender que la cama es para dormir y no para jugar. También deberás marcarles la zona en la que deben dormir si quieren estar contigo toda la noche.
  • Rechaza cualquier agresión territorial, como que te gruña cada vez que te muevas. Si tu perro gruñe o te mordisquea, dile "¡No!", bájalo de la cama y ordénale que se quede ahí. Cuando se porte bien, recompénsale verbalmente o con un premio para entrenarlo.
  • No olvides mantener al día la higiene de tus mascotas y llevarlas al veterinario a menudo. Si van a dormir contigo, deben estar correctamente desparasitados para que no te infecten las sábanas. Te aconsejamos que duerman sobre la sábana o la manta, y no debajo. 

En cuanto a la pregunta de si es bueno o no dormir con tu mascota, la respuesta es que depende de ti: dormir con tu animal de compañía puede ser beneficioso para tu salud, pero debes hacerlo por decisión propia, no por comodidad ni por capricho. Tendrás que ser consecuente con tu decisión y respetar siempre las normas para que tu mascota también las aprenda y se acostumbre.

Los posibles perjuicios que nos pueda causar el hecho de dormir con una mascota no son algo realmente tan grave, salvo que tengamos alguna enfermedad que los contraindique o el animal no reciba los cuidados que necesita.

En definitiva, tanto si decides dormir con tu animal como si no, intenta establecer unas reglas básicas de comportamiento para evitar problemas de conducta en tu mascota.

Y tú, ¿qué prefieres? ¿Tienes algún otro consejo para añadir a nuestra lista? Puedes dejarnos un comentario aquí abajo. 

Nuestro tiempo para dormir
Consejos para crear un dormitorio perfecto
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 21 Noviembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.
×

TOP