DECORA TU HOGAR

Personaliza el interior de tu casa con los mejores complementos

DORMITORIOS

Haz único tu dormitorio con nuestras colecciones

6 minutos de lectura ( 1197 palabras)

Trucos para dormir mejor en verano

Trucos-para-dormir-mejor-en-verano

Seguro que muchos de vosotros, ahora que estamos en pleno verano, tenéis problemas para conciliar el sueño debido a las altas temperatura. El calor, además de provocar situaciones molestas como el exceso de sudoración, también afecta a nuestro organismo ocasionando problemas de sueño. Siendo conscientes de esto, desde La Nit Online te damos varios consejos con los que conseguirás dormir mejor en verano.

Para dormir necesitamos alcanzar una temperatura determinada, lo ideal está ente los 18 y los 22 grados, pero en esta época del año superamos con creces estas cifras, lo que supone la disminución de la eficacia y calidad de nuestro sueño provocando numerosos despertares durante la noche.

Debemos tener presente que el sueño está relacionado con la secreción de melatonina, que se libera en nuestro cerebro cuando nos encontramos en oscuridad. En verano hay más horas de luz, con lo que la melatonina se produce más tarde. Esto provoca que nos resulte más difícil conciliar el sueño.

Otras variables importantes en esta estación del año, generalmente, son que comemos y bebemos más, y a veces dormimos siestas demasiado largas a horas imprevistas.

Con este panorama no es de extrañar no conseguir pegar ojo estas noches tan calurosas, pero podemos adoptar varias medidas que nos ayuden a conciliar mejor el sueño. 

Consejos para dormir mejor cuando hace calor

Los mejores colchones para épocas calurosas

A la hora de elegir colchón para el verano, lo más importante es tener en cuenta factores como su capacidad de ventilación, firmeza y transpirabilidad.

El tipo de colchones más recomendados para combatir el calor son los que cuentan con muelles en su núcleo. Estos proporcionan una mayor firmeza y frescor, ya que favorecen la correcta circulación del aire por su interior. Además, sus capas de amortiguación y los acolchados son muy transpirables y no aportan sensación térmica alguna.

Si deseas reducir la sensación de calor, lo más recomendable es que optes por un colchón de viscogel, si prefieres comodidad, decántate por uno viscoelástico y si quieres disfrutar en menor medida de ambas cualidades y tu prioridad es la firmeza, elige un colchón de muelles.

En nuestra tienda online te ofrecemos un colchón que podrás utilizar tanto en verano como en invierno, ya que proporciona una cara para cada temporada del año: el Colchón Viscomax. 

Qué ropa de cama escoger en verano

Usa sábanas de algodón

En verano elige sábanas de algodón, ya que son más frescas, livianas, y permiten a la piel respirar mejor. Si puede ser, siempre es recomendable que sean de colores claros y de algodón de calidad.  

Utiliza almohadas con funda de algodón

Durante esta época del año, las fundas de algodón pueden ser tus mejores aliadas ya que son las más transpirables y frescas. Con ellas conseguirás adaptarte a cualquier temperatura y mejorar tu descanso.  

Escoge un protector de colchón termorregulador

Si eres de los que pasan demasiado calor en las noches de verano, un consejo es utilizar un cubrecolchón termorregulador. Cuando la persona genera calor, el sistema lo absorbe para liberarlo posteriormente al bajar la temperatura.

Esta tecnología está indicada para todo tipo de colchones, pero tiene una especial aplicación en los colchones viscoelásticos ya que suelen dar más calor que los compuestos de otros materiales.

Además, estos protectores de colchón controlan la humedad y se pueden meter sin problema en la lavadora sin perder sus propiedades. Así, el descanso será más satisfactorio y el sueño se producirá sin sufrir alteraciones. 

Qué puedo hacer en mi dormitorio para pasar menos calor por las noches

Ventila tu habitación

Mantén una temperatura adecuada en tu habitación utilizando un ventilador o el aire acondicionado usándolo al menos, una hora antes de meterte en la cama. Como ya hemos dicho anteriormente, la temperatura idónea para refrescar el ambiente es entre 18 y 22 grados.

También es conveniente abrir la ventana y la puerta para crear sensación de ventilación. En los meses de calor, ventila en las primeras horas del día, cuando aún no calienta el sol. Si no te es posible a esta hora, hazlo por la noche, una vez que las temperaturas hayan bajado.

Mantén tu dormitorio oscuro durante el día

Sobre todo, si tu habitación está situada en el lado más soleado de la casa, baja las persianas durante el día para evitar que el sol entre en ella y se caliente lentamente.

Es necesario por un lado permitir que entre el aire fresco a través de la ventana, y por otro, bloquear la luz directa del sol para evitar el calor. Por eso, procura dejar huecos para mantener bien ventilada la estancia. 

Qué puedes hacer tú para descansar mejor en verano

Duerme abajo

Cuanto más bajo de la casa puedas dormir mejor. Si tienes sótano, no lo dudes y traslada tu cama allí.

El aire caliente sube, por lo que el aire frío está abajo. A menudo, la planta baja está un par de grados más fría que las habitaciones superiores y puede haber una gran diferencia en tu sueño. 

Pégate una ducha tibia

Los estudios demuestran que tomar un baño o una ducha tibia ayuda a dormir mejor. Un ligero aumento de la temperatura corporal ayuda a que el cuerpo pierda calor más rápidamente. Y debido a que el cuerpo necesita perder un poco de calor para dormir, tomar un baño o una ducha tibia ayuda a conciliar el sueño más rápido.

El truco es conseguir la temperatura adecuada. Si es demasiado fría el cuerpo generará calor. Pero, obviamente, tampoco demasiado caliente.  

Mantén un ritmo de vida regular

Como ya comentábamos en artículos anteriores, acostumbrarse a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días es muy importante. Además, si haces ejercicio, procura realizarlo cuando bajen las temperaturas y 4 o 6 horas antes de ir a dormir.  

No des muchas vueltas en la cama

Si das muchas vueltas en la cama tendrás más calor. Busca una postura cómoda para descansar toda la noche y mantente en la misma.

Mete las sábanas de la cama en la nevera

Sí, has leído bien, no estamos de broma. Coge la funda de tu almohada y las sábanas, ponlas en una bolsa de plástico y coloca la bolsa en la nevera. Déjala reposar una hora y cuando sea hora de dormir tendrás unas sábanas maravillosamente frescas. Puedes hacer lo mismo con los pijamas.

No es muy complicado, solo necesitas un poco más de espacio en tu nevera y aunque después de puestas se calienten rápidamente es una táctica útil a tener en cuenta. 

No realices siestas de más de 30 minutos 

Las grandes siestas de una o dos horas retrasan el sueño de la noche. En el horario nocturno, si no puedes dormir en un plazo de 15 o 20 minutos, lo mejor es que abandones la cama y vuelvas a ella cuando estés más tranquilo y tengas sueño.

No te pases con las bebidas excitantes o alcohólicas

En verano, con el calor, tendemos a abusar de este tipo de bebidas que perjudican el sueño. Hay que intentar evitarlas.

En este artículo también puedes encontrar todos aquellos alimentos que perjudican tu sueño.

Esperamos que nuestros consejos para descansar mejor en verano puedan ayudarte en las noches más calurosas. Recuerda que lo más importante es no agobiarse ni ponerse nervioso porque abrirás las puertas al insomnio. 

Cómo echar la siesta
¿Cómo pasar de la cuna a la cama?
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 21 Noviembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.
×

TOP