DECORA TU HOGAR

Personaliza el interior de tu casa con los mejores complementos

DORMITORIOS

Haz único tu dormitorio con nuestras colecciones

6 minutos de lectura ( 1139 palabras)

Alimentos que dificultan el sueño

Alimentos-que-no-dejar-dormir-bien--la-nit-online

 ¿Te cuesta dormir por las noches? La dificultad para descansar se conoce como insomnio inicial y es uno de los trastornos más comunes en nuestra sociedad. Hay alimentos que propician esta situación y por eso en este artículo hablaremos de aquellos que debemos evitar a la hora de dormir.

Descansar adecuadamente por las noches es fundamental para contribuir a nuestro bienestar, por eso, no dormir bien puede ser un riesgo para nuestra salud. Hay factores que podemos evitar en menor o mayor medida que nos ayudarán a descansar mejor. Lo más importante es reducir el estrés, hacer deporte y controlar la alimentación, ¿sabes de lo que estamos hablando? Échale un vistazo a este artículo.

Conocer qué alimentos, debido a su composición, dificultan el descanso si los tomamos antes de ir a la cama es esencial. Evitar estas comidas será un remedio para conseguir un sueño reparador.

Los alimentos que ingerimos antes de acostarnos influirán en la calidad de nuestro descanso. Durante años, se ha advertido que el número de horas de sueño está directamente relacionado con el hambre y el peso corporal.

Diferentes investigaciones han demostrado que cuanto más tarde nos acostemos, más aumentará nuestro apetito por alimentos muy calóricos, con lo que tendremos muchas posibilidades de engordar ¡así que, cuidado con el insomnio! 

Alimentos perjudiciales que debemos evitar antes de dormir

Estos son algunos de los alimentos que dificultan el sueño:  

Pasta y arroz

La mayoría de las personas que tomamos pasta o arroz, lo hacemos al mediodía, ¿pero sabemos el porqué de esta costumbre?

La noche es el momento del día en el que menos energía debemos consumir ya que nuestro organismo tarda mucho más en eliminarla. Lo cierto es que tomar arroz o pasta por la noche no es recomendable porque son alimentos que se transforman en azúcares si no los quemamos.

Lo ideal es cenar dos horas antes de ir a la cama y primar los vegetales y las verduras por encima del arroz y la pasta ya que estos dos últimos contienen gran cantidad de hidratos de carbono que acumularemos en forma de grasa. 

Alcohol

Es verdad que beber alcohol con mucha moderación puede ayudar a conciliar el sueño, pero también es cierto que existe una finísima línea entre eso y pasar la noche en vela por haber bebido unas copas de más.

El equipo de investigación del "London Sleep Centre" demostró que el alcohol interrumpe nuestros ciclos normales de sueño: ciertas dosis pueden ayudar a dormir la primera mitad de la noche, pero en la otra mitad se produce lo que se denomina efecto rebote: eliminamos el alcohol de nuestro cuerpo y se interrumpe el sueño. 

Además, si se ingiere alcohol muy frecuentemente, puede acabar causando insomnio y aumentando el riesgo de ronquidos, deshidratación, y dolores de cabeza al despertar.

El vino, por ejemplo, estimula la conciliación del sueño, pero altera el resto de las fases, siendo contraproducente para la memoria. 

La cafeína tampoco es adecuada por la noche

Café

Es el mayor enemigo del sueño, ya que la cafeína es un estimulante del sistema nervioso central. También aumenta la producción de adrenalina, una hormona que permite que el cuerpo haga uso de la energía disponible.

Debemos descartar el café en las últimas horas del día si queremos dormir adecuadamente, ya que la cafeína actúa hasta seis horas después de haberla consumido. Entre otros efectos, aumenta la frecuencia cardíaca y la liberación de glucosa por el hígado.

Chocolate

El chocolate contiene numerosas sustancias excitantes, entre ellas cafeína, pero el efecto estimulante se debe principalmente a otra sustancia, la teobromina, que lo convierte en otro de los alimentos que dificultan el sueño.

Una onza de chocolate es saludable, pero no debemos abusar, ya que además nos puede aportar una dosis extra de calorías. Tampoco deberíamos tomarlo a diario por las noches, pues podríamos generar una conducta adictiva o lo que es igual, la dependencia a la ingesta de chocolate para poder dormir. 

Bebidas energéticas

La mayoría de estas bebidas contienen taurina, un aminoácido capaz de aumentar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el estado de alerta. Además, suelen tener gran cantidad de azúcar y cafeína, con lo que, en caso de consumirlas, es recomendable hacerlo por la mañana.

Alimentos indigestos para ir a la cama

Legumbres

Cenar legumbres nos puede hacer sentir hinchados por la gran cantidad de proteínas que contienen. Además, pueden crear gases y malas digestiones que dificultarán nuestro descanso.

Frutas y algunas verduras

Tomar fruta aumenta los niveles de azúcar en la sangre, especialmente por las noches, y tienden a enlentecer la digestión. Sobre todo, hay que tener especial cuidado con las que contienen vitamina C (naranjas y kiwis), y las cítricas, ya que aumentan el ácido estomacal. Tampoco es recomendable tomar verduras con alto contenido en fibra, como los canónigos o las zanahorias.

Carne

Por la noche no es muy aconsejable tomar carne porque puede dejar la sensación de estómago pesado y contribuir a la acidez. Además, contiene un alto nivel de proteínas que se asimilan más lentamente que otros nutrientes y convierten la carne en un alimento perjudicial para nuestro descanso.

Alimentos picantes

La digestión se ralentiza durante el sueño y digerir la comida picante necesita de un esfuerzo adicional, por lo que se pueden alterar los ritmos del sueño o provocar indigestión, ya que generan cambios de temperatura en el cuerpo y presentan una confusión con otras funciones cerebrales que ayudan a conciliar el mismo.  

Tomate

Este alimento contribuye a aumentar el pH ácido en el organismo, que genera ardor y molestias por la noche. A su vez, contiene también tiramina, que hace que el cerebro libere un estimulante que provoca un aumento de la actividad cerebral.

Alimentos que nos pueden despertar para ir al baño

Agua

Beber demasiada agua antes de irnos a la cama, puede alterar nuestro descanso por la necesidad que tendremos de ir al baño. Lo mismo pasará con otras bebidas como el té, o la sandía, que son muy diuréticos. Por ello, es mejor limitar el consumo de líquidos al menos dos horas antes de irnos a dormir.  

El queso

Este lácteo es rico en tiramina, un aminoácido que, como ya hemos dicho antes, estimula la producción de adrenalina en el organismo. Por ello, es mejor que para la hora de cenar optemos por otros productos como yogures o leche caliente, ya que favorecen un sueño reparador y son ricos en calcio.


¿Has tomado nota? Recuerda que todos estos alimentos que dificultan el sueño podemos tomarlos a cualquier hora del día, pero para despertarnos con una gran sensación de bienestar es aconsejable no consumirlos antes de ir a dormir.

También debes saber que la solución, como siempre, está en las cantidades. No será un problema tomar estos alimentos por la noche si lo haces en pocas cantidades. Recuerda que lo difícil no es la digestión, lo complicado es no excederse. 

Cómo mantener limpio el colchón
Los cabeceros de cama y sus materiales
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 21 Noviembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.
×

TOP